Por qué los coches blancos son los preferidos de los conductores
Seat Ateca

Seat Ateca


A pesar de que se producen 1.000 tonalidades de pintura al año en el sector del automóvil, colores como el blanco y el negro son los más habituales y preferidos por el público mayoritario. Pero, ¿por qué? Los conductores siguen apostando por los tonos más básicos para sus modelos dejando de lado las llamativas novedades del mercado.

Por sexto año consecutivo (2016), el blanco es la tonalidad preferida según refleja un informe anual de Axalta: el 37% de los coches en el mundo son blancos. Los experto afirman que los propietarios escogen el blanco porque es un tono neutro, del que es difícil cansarse, y que suele estar disponible inmediatamente.Y se podría añadir también que es el más sufrido, el que mejor disimula la suciedad del vehículo.

Tras el blanco, el negro es el segundo tono más demandado con un 18% de cuota, y el tercer lugar lo comparten el gris y el plata (un 11% ambos). Tenemos que avanzar mucho en la clasificación para encontrar las primeras tinturas de color, como las roja, azul y marrón (un 6% del total mundial).

Donde sí se aprecian mayores diferencias es al analizar los colores más populares en cada tipo de modelo: Los coches pequeños suelen tener tonos más llamativos, mientras que los más grandes tienden hacia los oscuros metalizados. Un dato curioso es que en el segmento superior, el de los turismos y todoterrenos exclusivos, el negro consigue superar al blanco como tonalidad dominante y llega al 35%.

Y tú, ¿qué color de coche escogerías: blanco, negro o algún color llamativo? ¿Te arriesgarías a la hora de elegir la tonalidad de tu automóvil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *