¿Quieres comprar una pick-up?

img (1)

En Europa las ventas de pick-up son reducidas, sin embargo todos tenemos en mente esas imágenes de largas calles estadounidenses plagadas de pick-ups. Además la gran mayoría de estos vehículos en el viejo continente se destinan al uso profesional y muy pocas para uso particular. Pero si eres uno de esos que siempre soñó con tener una pick-up pero estás cohibido por vivir en Europa y no en Texas, no te cortes. Puedes conseguirla fácilmente por estos lares y hoy en nuestro blog te traemos sus pros y sus contras, para que no te lances invadido por el espíritu yankee.


VENTAJAS

Las ventajas principales son su capacidad de carga y facilidad para transportar objetos voluminosos y/o pesados (puedan cargar una tonelada sin problema). Otra ventaja es su capacidad de remolque, generalmente superior a los 3.000 kilos. Además lo normal es que sean del tipo todoterreno y de los de verdad, con chasis de largueros.

Ventajas claras y que para un uso profesional son más que interesantes, ya que se trata de vehículos muy robustos que aceptan el uso intenso sin miramientos.


INCONVENIENTES

Para empezar las pick-up son grandes, más de cinco metros que no es precisamente lo mejor para meterse en callejuelas estrechas de zonas céntricas en grandes ciudades o pequeños pueblos. Además, la caja abierta no es lo más seguro frente a los amigos de lo ajeno y hay ocasiones en las que nos encontramos con un coche de más de cinco metros sin maletero.

Hay más, las pick-up son más incómodas, la mayoría de ellas equipan suspensión trasera por ballestas que resulta dura y rebotona. Aunque hay excepciones, por ejemplo el VW Amarok, que puedes elegir ballestas o muelles.

Otro punto negativo es su gran altura libre al suelo dificulta la entrada y salida del habitáculo.


En fin, que si estás pensando en comprarte una pick-up, ¡piénsatelo bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *