7 consejos para no aburrirte en viajes largos

Los viajes largos en coche pueden resultar aburridos y monótonos. ¡Por eso os traemos algunos consejos para que el tiempo se os pase volando!

Viajes largos en coche

Ahora que llega el veranito, para muchos de vosotros eso sólo significa una cosa: V-A-C-A-C-I-O-N-E-S. Pero si optamos por viajar, a veces un trayecto largo en coche puede arruinar esa ilusión del principio. Horas y hoooras en atascos interminables, carreteras monótonas…

Para escapar del aburrimiento, aquí os traemos algunos consejos:

  1. Que nunca te falte la música, por supuesto. Tanto si eres conductor como pasajero, escuchar la radio o tus canciones favoritas en el móvil puede hacerte el viaje más ameno. Lo de cantar ya es cosa tuya…
  2. Podcasts. Si en vez de música prefieres escuchar algún programa de tertulia o de monólogos, esta es tu solución. Hay bastantes webs en las que poder descargarlos o incluso algunos programas los suben directamente a YouTube.
  3. El smartphone, gran compañero. Y es que hoy en día un teléfono móvil no es sólo para llamar o enviar mensajes, es todo un universo: vídeos, libros, juegos… Pero ojo, no te olvides la batería portátil, puede que la necesites.
  4. Oh literatura, gran salvación. Una solución tradicional pero que nunca pasa de moda: tanto en el móvil como en físico, sumergirte en un libro puede hacer que cuando te des cuenta, hayan pasado ya unas cuantas horas. También puedes optar por por revistas o cómics.
  5. Habla. Conoce mejor a tus acompañantes. Si no viajas sólo, a veces es suficiente con entablar una conversación. Tanto si es de algún tema banal, de amigos en común o de algo que pasó recientemente. Preguntar cosas tan simples como cuál es tu comida favorita puede dar pie a conversaciones más que interesantes.
  6. Planifica qué harás en tu viaje. Escribe en un papel o en tu móvil qué lugares vas a visitar, en dónde vas a comer o cuánto cuesta la entrada a algún museo. Busca información en Internet si lo necesitas. Será una forma útil de invertir tus horas muertas.
  7. Dormir. Si el aburrimiento no se acaba…echa una cabezadita. Puede que cuando vuelvas a abrir los ojos hayas llegado a tu destino.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *