Problemas en la suspensión del coche: 5 síntomas que lo indican

Que tu vehículo rebote demasiado o tenga los neumáticos gastados puede significar que hay algún fallo en la suspensión

suspensión

El sistema de suspensión es el conjunto de elementos que intermedia entre las ruedas del coche y el chasis. Absorbe las irregularidades del firme y garantiza que las ruedas estén siempre en contacto con el suelo. Así, la conducción es más segura y comfortable. Si notas que tu coche rebota más de lo habitual o que existe un desgaste acusado en los neumáticos, puede que haya problemas con la suspensión. Aquí tienes 5 síntomas que indican fallos en este sistema:

1. El coche rebota demasiado. Suelen notarlo más las personas que viven en poblaciones con pasos elevados. También los que circulan por asfaltos en mal estado. Los amortiguadores suelen estar muy desgastados.

2. El coche está desnivelado. Puede que esté inclinado hacia un lado, o más hundido por delante o por detrás. En un caso extremo, podría deberse a que los brazos de la suspensión se han doblado o partido. En este caso el coche presentará un ángulo extraño en una de las ruedas o estará completamente en el suelo. Compruébalo siempre en terreno llano.

3. En curvas o apoyos fuertes actúa extraño. En frenadas fuertes el coche flanea, y demanda correcciones con la dirección que no deberían existir. Por ejemplo, en una salida de autopista cerrada, el coche se inclinará más de la cuenta o tenderá a ir recto. Una suspensión muy desgastada incluso hará que nuestras ruedas pierdan el contacto con la carretera en zonas con baches. Si a esto se le suma que vamos a gran velocidad, puede ser causa de un accidente.

4. Desgaste anormal en los neumáticos. Es muy importante que te fijes en el desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos. Un desgaste excesivo del neumático por los extremos o el centro de la banda evidencia problemas de presión, pero si el neumático presenta un desgaste anormal – por ejemplo, sólo uno de sus lados – el problema es de otro tipo.

5. Escuchas ruidos extraños en baches o curvas. La lista de fallos posibles no es pequeña, pero una de las causas más habituales son cojinetes en mal estado. Estos componentes de goma se desgastan y pueden llegar a romperse, en cuyo caso escucharás golpes metálicos cada vez que pases por encima de un bache.

Si tienes problemas con la suspensión, recuerda que en Gumerjo ¡somos especialistas en cuidar de tu coche!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *