¿Renting o comprar un coche?

El renting no es cosa de coches de empresa. Hoy en día, parece una opción más que apetecible para cualquier ciudadano.

Renting o compra

Seguro que has oído hablar de renting. Sale aquí y allá, lo vemos en anuncios, nos llegan emails. El bombardeo es tan constante que hasta te planteas, ¿y si me conviene?

Durante los últimos años las compañías han ido cambiando sus acciones de marketing y poco a poco, esta formula de alquiler ha aparecido de forma potente en todas sus campañas. Pero el renting no se hubiese vuelto tan popular si su oferta no fuese tan competitiva. Actualmente los precios del renting se han ajustado tanto que incluso son menores que al de la compra.

Las marcas, por un precio más que atractivo (que incluso baja hasta los 200€ mensuales), nos ofrecen no solo el disfrute del automóvil. También nos ofrecen mantenimiento, reparaciones, neumáticos, seguros, etc.  ¿Cómo es posible?

Expertos aseguran que es a causa de los costes y precios inherentes a la gestión de un coche. Todo es más barato, los vehículos, la mano de obra, los seguros, etc.  Esta situación “obligó” a los actores del mercado del automóvil a optimizar y buscar nuevos caminos para reducir costes al máximo y ser capaces de sobrevivir a una gran crisis del sector.

Entonces, ¿qué conviene? La respuesta es depende. El renting es una opción cómoda porque con ella nos desentendemos del mantenimiento. Con la compra, el coche es nuestro y corremos con todos los gastos y las gestiones. Pero el renting no tiene sentido si no vamos a cumplir con ciertas “exigencias” (como por ejemplo, kilómetros acordados). Si no somos grandes usuarios del coche, sin duda nos conviene comprar.

¿Tú qué opinas? ¿Renting o compra?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *