El comprador perfecto

Hablamos de esa persona que analiza cada factor antes de comprar un coche. Es prudente, inteligente y siempre escoge la mejor opción. El comprador perfecto.


¿Eres tú un buen comprador/a? Puede que seas un completo desastre o por lo contrario, todo un profesional. Lo más probable es que seas un término medio. Así que hoy te traemos algunas claves para volverte un profesional de la compra de coches. El comprador perfecto. Y no es una cuestión de ego, es una cuestión de eficiencia 🙂 

  • El buen comprador… Sabe qué tipo de coche quiere
    Para gustos los colores. Pero esto no es una cuestión de gustos. Bueno sí, pero hay más factores. El buen comprador no se deja llevar por las modas y sabe lo que quiere exactamente. Analiza sus necesidades, sus preferencias y su capacidad económica para adaptarse a ellas al elegir qué tipo de coche va a comprar.
  • El buen comprador… Espera para escoger cuándo comprar
    Comprar un coche puede llegar a ser todo un arte. Y dentro de este arte hay un elemento crucial: la planificación. No es lo mismo comprar en enero que en julio, y el buen comprador lo sabe. Las tarifas van cambiando de mes a mes y es recomendable que tengas paciencia y analices cuándo te viene bien realizar la operación.
  • El buen comprador… Compara
    Todo buen comprador siempre compara. SIEMPRE. Va aquí y allá, visita diferentes concesionarios, conoce sus estrategias y sus ofertas. Aunque no lo crear puede haber grandes diferencias de precios entre uno y otro.
  • El buen comprador… No se deja llevar por la euforia
    Y con esto nos referimos al equipamiento. El incremento de precio puede ser enorme si optas por un equipamiento extra en cantidad. Nosotros aconsejamos que seas prudente, como todo buen comprador: No escatimes en seguridad, pero piensa bien si ese tapizado de cuerpo blanco es realmente necesario.
  • El buen comprador… Financia coherentemente
    Sabemos que es difícil comprar un coche con toda la liquidez. Así que vital que “realices un estudio” sobre todas las opciones que existen. Ventajas, inconvenientes, compromisos, garantías, condiciones… Incluso plantéate si lo que de verdad necesitas es un renting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *