Los peores hábitos al volante que acortan la vida de tu coche

Estos malos hábitos al volante pueden ser simples manías o peculiaridades, pero no importa, todos son malos. Son arriesgados y a la larga puedes ocasionar averías. Toma nota y déjate de hábitos absurdos.

Malos hábitos
El pie en el embrague
La manía más clásica que puede haber. Muchos conductores mantienen pisado el embrague en el semáforo o durante un atasco. Pero es un error. Esto solo generará fricciones innecesarias, un mayor desgaste y finalmente, te obligara a cambiar el embrague. Acostúmbrate a quitar el pie siempre que no presiones, como te dicen en la autoescuela 🙂 

Maniobras bruscas
Hay gente que conduce más brusco que otros, todos conocemos a alguien así. Pero realizar acelerones innecesarios o dar frenazos sinsentido es lo más ineficaz que puedes hacer: Desgastarás la mecánica, provocarás daños en el motor y estarás acortando la vida de tu coche.

La mano en la caja de cambios
Es un gesto tan habitual que ni se percibe como perjudicial, pero puede serlo. Además de afectar a los engranajes de la propia caja, te distrae. Así que mejor las dos manos siempre al volante.

Conducir en reserva
Un clásico que todos hacemos pero es una tontería. Apurar hasta el último momento además de ser sinónimo de vagancia es inexplicable. Lo único que conseguirás por no pararte antes en una gasolinera a tiempo es estropear la bomba o los inyectores.

Mucho freno
No tienes por qué estar pisando el freno todo el rato para reducir velocidad: ¡Bajar la marcha es más que suficiente para aminorar la velocidad! Además, utilizar mucho los frenos genera un desgaste completamente innecesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *