Protocolo in da car

Tu coche, tu mundo… Pero únicamente cuando vas sol@. El mayordomo de la Preysler nos ha soplado los secretos para ser el mejor anfitriconductor.

 

¿Te acuerdas cuando estabas en un semáforo y se te antojó rascarte en sitios raros o sacarte un moc*? Pues te estaban mirando. El del coche de enfrente, los del paso de cebra y todo el edificio de la esquina. Para que tu reputación no se resienta, te brindamos estos impagables consejos de protocolo sobre cuatro ruedas en tres categorías: lo peor, lo pasable y gurú del saber estar. Atent@:

Ni se te ocurra…

  • Descalzarte. Aunque los pies te huelan a tarta de chocolate no es lo más higiénico, ni solo ni acompañado. Además, puedes lastimarte con algún cristal o piedrecita que haya entrado pegada a las suelas.
  • Fumar. Primero que está prohibido por ley. Segundo, que es súper peligroso, porque según la Dirección General de Tráfico se tardan 4,1 segundos en encender un pitillo, tiempo de sobra para un despiste con consecuencias nefastas. Tercero, porque es nocivo para la salud tuya, no digamos ya para la de los que te rodean en un espacio tan minúsculo. Y cuarto y último, que luego se queda un olor y un color amarillento en la tapicería que no se quita ni metiendo el coche en lejía.
  • Ruidos humanos raros. Mosquean mucho y pueden generar pánico, lo que no es muy recomendable yendo en marcha.
  • Conducir sin estar en condiciones. Te juegas mucho, y no solo por ti sino por los demás pasajeros y usuarios de la calzada. Es una obviedad pero nunca está de más decirlo. Y viene a cuento porque es muy antiprotocolario 😉
  • La música a toda castaña. Es peligroso y lo único que conseguirás es que te abandonen tus compañeros de viaje. Usar auriculares está penado por la ley porque limita tu capacidad de atención.
  • Temas de conversación peliagudos. Ya se sabe: política, fútbol, religión… Mejor evitarlos. Sobre todo porque puede haber sobresaltos y en carretera puede ser fatal. Si no sabes de qué hablar, el tiempo y el último capítulo de la serie de moda no fallan. Cuidado con los spoilers😉

Tiene un pase…

  • Poner tu música. Es decir, sin preguntar a los demás sus gustos. Haz una breve encuesta y sé solidario, que seguro que te queda una banda sonora de lo más divertida y os echáis unas risas.
  • Comer con mucho cuidado. No es lo recomendable, pues el coche no está pensado en principio para eso pero si vas justo de tiempo o llevas niños y es su hora, puedes utilizar los portavasos y bandejas. Y ya de paso echa una ojeada a este post del año pasado donde te recomendamos qué comer en ruta. Si puedes, mejor para en una área de servicio o zona habilitada para el descanso.
  • Echarte una siestecita. Si tienes sueño está claro: la opción es parar y descansar un poco. Lo único si roncas avisa a los demás y que aprovechen para estirar las piernas. O si hay más como tú, igual hasta componéis algo 😉
  • Dar conversación está bien si es un viaje largo, pero tampoco des mucho la chapa que probablemente tus acompañantes quieran echar una cabezada o evadirse.

Gurú del saber estar

  • Cesión del asiento. Las personas mayores o con alguna dificultad de movimiento o limitación deben entrar los primeros, ser ayudados y poder elegir dónde sentarse para estar mejor. Ofrécete y haz que se sientan más cómod@s, ábreles la puerta y conduce con mucha suavidad. Aparca lo más cerca posible o arrímate a donde están en la acera para que no hagan esfuerzos.
  • Verifica que todo el mundo lleva puesto el cinturón y ha cerrado bien las puertas. La seguridad de tus pasajeros es lo primero.
  • Pregunta siempre antes de poner la calefacción o el aire acondicionado. Nunca se sabe, porque las diferencias de temperatura de unas personas a otras son muy grandes.
  • Los niños también tienen prioridad, deben ir en los sitios habilitados para ello y con las protecciones que indica la ley. Tenlos en cuenta a la hora de bajar la ventanilla, poner el aire, etc. Bonus: si llevas bolsas para vomitar, hazlo saber.
  • Si aún no lo tienes, ponte un buen ambientador, suave pero aromático. Todo el mundo lo agradece.
  • Se conoces el orden de salida de los pasajeros, puedes sugerir cómo deben sentarse para favorecer la salida. Te lo agradecerán también.
  • Si existen varias rutas para ir a un destino y la posibilidad de vistas interesantes, puedes plantear escogerlas.
  • Si tienes wifi, compártela. Con esto ya has ganado.
  • Pregunta siempre si los demás van cómodos y si necesitan hacer una parada.

Pues con estos sabios consejos, quedarás como lo más de la conducción y el saber estar en el coche. Sigue nuestra hoja de ruta y habrá cola para ir contigo al fin del mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *