Cómo colocar la silla infantil en 3 pasos

Fundamental tener claro cómo colocar la silla infantil y todo lo relativo a los más pequeños en carretera. ¡Allá vamos!

 

Primero de todo con la silla infantil…

Debes saber cuándo necesitas utilizar la silla infantil, de acuerdo con las normas de seguridad. Si no lo tienes claro, puedes consultar aquí la obligatoriedad de su uso.

Lo segundo…

Conocer los tipos de anclajes y controlarlos bien. El más conocido es el ISOFIX, creado con la colaboración de Volkswagen, que se ha convertido en el estándar por lo que ya viene instalado por defecto en la mayoría de los coches, salvo modelos muy antiguos. Es genial, porque evita que la silla se vaya hacia delante en caso de impacto y su limitación de peso llega hasta los 33 kg. La instalación es sencillísima, solo hay que presionar la sillita de bebé contra los anclajes de los asientos traseros del coche hasta oír el clic, pero mira este vídeo si tienes dudas 🙂 La alternativa, si no tienes anclajes ISOFIX es utilizar el cinturón de seguridad propio del vehículo, revisando cuidadosamente que el menor quede bien sujeto y no se dañe con ninguna parte. Pero te recomendamos que instales lo antes posible el tipo ISOFIX o cambies provisionalmente de vehículo si puedes.

Lo tercero…

Tener una buena silla infantil, adecuada al tamaño (peso y altura) de tu pequeñ@. Hay cinco grupos catalogados según la Fundación Mapfre:

  • Grupo 0

Para bebés de 0 a 9 kg. Deben ir en capazos y cucos propios de recién nacidos y siempre orientando su cabeza hacia el interior.

  • Grupo 0 y 0+

Para bebés de 0 a 13 kg y en tamaños de 40 a 85 cm y de 45 a 105 cm. Deben ir en los “maxi-cosi”, que pueden instalarse en la parte trasera o delantera y orientados en sentido contrario a la marcha. Deben ir anclados con el sistema  ISOFIX y muy importante tener el airbag frontal desactivado.

  • Grupo I

Para bebés de 9 a 18 kg y hasta 105 cm de altura. Deben ir en sillitas que se anclan con el sistema ISOFIX y además tienen su propio arnés incorporado, regulable según el tamaño del niñ@. Pueden ir en ambos sentidos de la marcha, pero es recomendable en el sentido contrario.

  • Grupo II

Para niñ@s de 15 a 25 kg. Deben ir en sillones adaptados a su tamaño, con cojín elevador, respaldo y sujetos por el propio cinturón de seguridad del coche.

  • Grupo III

Para niñ@s de 22 a 36 kg. Deben ir en sillitas como las anteriores o bien solo con el cojín elevador y siempre sujetos con el propio cinturón de seguridad del coche.

Como consejo adicional, os recomendamos el uso de almohadillas protectoras para que no roce el cinturón de seguridad, para que los peques no sufran roces en el cuello o cara, así como parasoles para las ventanillas traseras, para que no les moleste la luz. Los hay con ilustraciones súper divertidas que además de proteger distraerán a los niñ@s. Y si se aburren, consulta nuestros sabios consejos para no quedarse sopa en el coche 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *