Guía para comprar un coche eléctrico

Si para comprar un coche “normal” ya te calientas la cabeza para un eléctrico, te lo vas a pensar mucho más. No es tema baladí, entre otras cosas porque igual no sabes exactamente qué es y cómo funciona un automóvil eléctrico, qué vale, de qué factores vas a depender y de qué autonomía vas a disponer.

Los motivos

Las razones para comprar un coche eléctrico son variadas:

  • Uso

Fundamental preguntarse eso. No es lo mismo usarlo para ir por el pueblo que para viajes transcontinentales. Lógicamente será más interesante para desplazamientos cortos y dentro de ciudad. La autonomía suele rondar los ciento y pico kilómetros de media quedándose realmente en algo menos luego.

  • Ahorro

No solo en combustible, sino también en el coche, ya que suelen ser más baratos, al contar con subvenciones administrativas. De hecho, cada vez hay más taxistas que se pasan al eléctrico y ellos sí que saben de hacer kilómetros. A más autonomía, más precio. Échale una ojeada a los incentivos a la compra de vehículos sostenibles del plan MOVES.

  • Sostenibilidad

Por ecología y medio ambiente, es decir, por concienciación. Y este es un motivo cada vez más poderoso. Echa una ojeada al etiquetado de emisiones que dispuso la DGT hace años para estar al día de las posibilidades antes de comprar. Tienen un buscador que te permite saber qué categoría tiene cada coche solo por la matrícula.

  • Mantenimiento

Reparaciones, revisiones y posibles problemas inesperados. En los eléctricos lo que más se mira son las pastillas de freno, la batería, neumáticos y filtros del aire, en detrimento de los híbridos que tienen que mantener ambas tecnologías.

 

Pero, ¿qué es un coche eléctrico?

Un automóvil eléctrico es un coche eléctrico, 100% eléctrico y nada más que eléctrico. Que usa un motor eléctrico el cual se alimenta con una batería recargable, que tira de la corriente para funcionar. Un híbrido no es un eléctrico cien por cien, por tanto. Dentro de los eléctricos hay varios tipos, como los de pila de combustible de hidrógeno, pero son minoritarios de momento por lo caros que resultan al no estar extendido masivamente su “repostaje” y porque todo lo relacionado con el hidrógeno tiene aún fama de peligroso. Bueno, vamos al tajo. Qué deberías saber si quieres un eléctrico:

 

Pros

  • Toma de corriente

Solo necesitas mínimo una toma de corriente de 16 amperios (16 A) que es de tipo doméstico. Aquí tienes la normativa estatal de instalación.

  • Instalación

La instalación –a no ser que seas un experto- te la puede hacer una empresa de electricidad especializada y ya hay muchas.

  • Plaza de aparcamiento

Si la plaza es tuya no vas a tener mayor problema pero si es alquilada o en una comunidad, basta con pedir autorización a los vecinos por cortesía porque la ley no obliga. Puede hacerse derivando al contador de tu casa, por lo que no te compromete con el resto de propietarios.

  • Horarios de recarga

Puedes recargar por la noche (es lo recomendable) porque tarda alrededor de 8 horas, pero si tienes un punto de recarga en el curro también puedes aprovechar. Ojito con las tarifas de luz, que suelen variar de unas horas a otras. Debes informarte bien y hacerte con una tarifa que te convenga según vayas a recargar de día o de noche.

  • Autonomía

El coche eléctrico es perfecto para moverte por cercanías, así que si tu uso es de ciudad, es la compra ideal.

  • Puntos de recarga de tu coche eléctrico en Vigo y provincia

En Vigo tienes varios puntos de recarga públicos que puedes ver aquí, para hacerte una idea. En el resto de la provincia de Pontevedra, también tienes varios.

 

Contras

  • Puntos de recarga

No hay aún una red de “gasolineras” o puntos de recarga de vehículos eléctricos amplia, por lo que si no tienes una plaza de aparcamiento propia va a ser complicado que lo puedas mantener. Es decir, si no tienes en casa o trabajo un lugar donde dejarlo cerca de una toma de corriente o una plaza de garaje propia o alquilada con toma de luz, lo tienes mal.

  • Recarga rápida

Existen puntos de recarga normales y rápidos. Estos últimos están bien porque en media hora puedes cargar más de la mitad de la batería con el inconveniente de que suele ser muchísimo más caro. Y en sitios públicos… Hay gente que mientras lo hace se toma un café, pero ya tienes que parar y contar con ese tiempo.

  • Grandes desplazamientos

No es recomendable si habitualmente realizas grandes desplazamientos por motivos obvios de autonomía.

Solo te queda decidirte 😉  Los eléctricos de Volkswagen como el Buggy, el Škoda CitiGo, el Mii de Seat o el E-Tronde Audi son una opción muy interesante. Echa una ojeada a toda la sabiduría que te hemos brindado sobre escoger entre eléctrico y híbridoy repasa cómo mantener tu eléctrico si ya tienes uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *