La presión de los neumáticos, esa gran olvidada

¿Cuántas veces al año revisas la presión de las ruedas de tu coche? ¿Sabías que debería revisarse al menos una vez al mes?

Pocos nos acordamos de revisar la presión de los neumáticos incluso cuando salimos de viaje. Esto puede ocasionarnos grandes problemas en la conducción, así como un mayor consumo de combustible.

Hay que recordar que, a la hora de revisarla, se deben tener en cuenta varios factores:

  • Los neumáticos delanteros y los traseros suelen regularse con presiones diferentes.
  • No será la misma si el viaje lo vamos a hacer con el coche cargado o con el coche vacío.
  • Debemos ajustarnos a la recomendada por el fabricante del coche y tener en cuenta que varía de unos coches a otros.

Presión

Y ahora vamos a enumeraros una serie de inconvenientes que ocasiona una mala regulación de la presión de vuestros neumáticos:

  1. Reducción de confort y ergonomía en la conducción. Las ruedas no absorben los baches, así que los notareis todos.
  2. Aumento de la distancia de frenado.
  3. Si es excesiva, el coche tendrá menor superficie de contacto con la carretera y, por lo tanto, un menor agarre.
  4. Mayor posibilidad de aquaplaning.
  5. Aumento de potenciales reventones.
  6. Posibilidad de desllantado en las maniobras de emergencia.
  7. Consumo de combustible superior al que se genera cuando se regula correctamente.
  8. Desgaste mayor y más irregular de los neumáticos, lo que reduce su vida útil.

Presión

Esperamos que os hayáis dado cuenta de lo perjudicial que resulta no llevar bien regulada la presión de las ruedas y a partir de ahora no os olvidéis de revisarlas, al menos, una vez al mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *