AdBlue, el nuevo amigo de los motores diésel

Si no sabes lo que es el AdBlue, pero no paras de escuchar a la gente hablar sobre él no te preocupes, a continuación te contamos lo que es y en qué afecta a los nuevos propietarios de coches diésel.

El Adblue se ha convertido en un imprescindible de los coches diésel de hoy en día. El motivo es la nueva normativa de la Unión Europea para proteger el medio ambiente. Muy pocos coches no superan las emisiones máximas permitidas, por lo que es obligatorio que las marcas lo instalen en sus vehículos.

AdBlue

Se trata de una solución acuosa formada por un porcentaje del 32,5% de urea. Su función es la depuración de los gases que son generados por la combustión de los motores diésel.

Los diésel generan menos contaminación y CO2 que los gasolina, pero, en cambio, emiten dos productos muy contaminantes y que deben reducir:

  • Los benzopirenos, que están presentes en la ceniza que se genera tras combustión de gasóleo y es expulsada por el tubo de escape, se evitan mediante la instalación de filtros de partículas.
  • Los óxidos de nitrógeno o NOx, básicamente gases. Estos son los que se encarga de neutralizar el AdBlue.

Cuando el coche se encuentra encendido los gases NOx son generados de forma continuada, el AdBlue se añade antes de que estos sean expulsados a la atmósfera, en el catalizador. En ese momento los óxidos de nitrógeno se transforman en nitrógeno, agua y CO2.

Estos tres productos resultantes son inocuos y aunque el CO2 ayuda al efecto invernadero es menos perjudicial que los gases de la familia NOx.

¿Cuándo se debe rellenar el depósito?

Normalmente no sabremos cuándo debemos rellenar el depósito hasta que no nos salte el chivato en el panel de control. Las marcas intentan hacer coincidir este repostaje con las revisiones del vehículo, pero no siempre es posible. Por lo que el vehículo avisará con un margen suficiente para recorrer unos cientos o miles de km.

¿Podemos rellenar nosotros el depósito?

Sí, podemos hacerlo nosotros mismos. Aunque debemos tener en cuenta que la solución, a pesar de no ser tóxica, sí es altamente corrosiva.

Así que si queremos repostarla nosotros debemos hacerlo con guantes y gafas protectoras. Hay que tener especial cuidado en no derramarlo por la carrocería o tapicería. Pero si sucede lo mejor es limpiar inmediatamente la zona, con la esperanza de que todo esté bien.

Finalmente hay que acordarse de resetear el contador del líquido, así el vehículo sabrá que acabamos de repostarlo.

 

Recuerda que Gumerjo somos tu taller de confianza en Porriño, si tienes dudas sobre tu nuevo vehículo o necesitas hacerle una revisión no dudes en acudir a nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *