Nunca conduzcas con sueño

Pues sí, nunca conduzcas con sueño. Te juegas demasiado.

Hoy hablamos del sueño y no precisamente de este 😂😂. Muchos son los motivos que te pueden dar sueño. Por ejemplo:

  • Las medicinas

En este caso siempre lee el prospecto. Algunas provocan somnolencia pero otras no… Siempre infórmate bien antes de conducir porque aun hay mucho medicamentos que se venden sin receta y eso los hace más peligrosos. Siguen siendo medicamentos. Parece una tontería pero los antihistamínicos para los resfriados y el moqueo, por ejemplo, provocan a menudo somnolencia. Por supuesto, no debes conducir si estás tomando ansiolíticos…

Por otro lado, algunos antibióticos pueden provocar sueño.

Echa una ojeada a estas recomendaciones de la DGT si tienes más preguntas. Y ante la duda, transporte público o posponer el viaje. O parar y descansar si no hay otro remedio.

  • Falta de sueño

Ya se sabe, ante el primer síntoma de somnolencia parar y echar una cabezada en un área de descanso, en casa o en donde se pueda. Todo antes que conducir con sueño porque parece que no pero damos las cabezadas sin darnos cuenta y unos segundos pueden ser mortales, no solo para ti, también para quien viene por el otro lado. Desde Gumerjo siempre apelamos a la RESPONSABILIDAD y el RESPETO con mayúsculas en la conducción. Así afecta:

  • Ralentiza la toma de decisiones.
  • Disminuye el tiempo de reacción.
  • Baja la concentración.

Así que ya sabes, con sueño conducir cero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *