Mayores en el coche

Hoy te contamos cómo transportar a personas mayores en el coche con la máxima comodidad y seguridad para ellos.

Vivimos en un país con una pirámide poblacional en la que los nacidos son pocos y los ancianos muchos. Su movilidad por tanto nos afecta en tanto que quien más quien menos ha tenido que desplazar a una persona de edad avanzada en su vehículo. Para ir al médico, a la compra, para visitar a familiares… Y es que nuestros mayores requieren una atención especial a la hora de montar en coche, por ser más vulnerables.

  1. Conducción. Conduce con cuidado y moderación, cuidando la velocidad y sobre todo los cambios bruscos de marchas y las frenadas.
  2. Ubicación. En caso de haber más pasajeros siempre cede el asiento del copiloto a la persona de edad más avanzada. Es el lugar más cómodo para entrar y salir y con mejor visibilidad de cara a los mareos.
  3. Descansos. Si es un viaje largo, programa paradas frecuentes, cada hora y media o dos horas, o menos incluso si las circunstancias y salud de la persona lo requiere.
  4. Hidratación. Lleva agua abundante y líquidos para hidratarse durante el viaje, sobre todo si hace mucho calor. Eso sí, no hay que abusar, que luego hay que parar más veces para ir al baño 😉
  5. Orden y limpieza. No dejar mochilas, pelotas, móviles, botellas de aguas y otros objetos por ahí sueltos, ya que podrían saltar y golpear a los pasajeros. Mejor mete todo en el maletero, incluidas sus pertenencias.
  6. Climatización. Mantener la estancia a una temperatura estable y suave, entre 21 y 22 grados inicialmente y siempre atendiendo a las necesidades especiales de los mayores. Vigila que no les dé el sol (puedes llevar crema protectora en verano) directo, porque pueden tener un golpe de calor, ni el viento (ojo con las ventanillas).
  7. Aparcamiento. Siempre cerca de la acera y en un lugar adecuado para parar, de modo que les sea fácil salir (sin escalones y desniveles, charcos, etc.) y sin prisa.
  8. Cinturón de seguridad. Mucha gente mayor es reacia a ponérselo porque les incomoda y eso es un peligro extra. Sin él, no arranques.
  9. Bonus: entérate de su música favorita y hazte una playlist para amenizar el viaje

Con todo ello deberías tener un viaje agradable para todos los pasajeros, sobre todo las personas mayores que seguro agradecerán el detalle. Cuidemos a nuestros mayores, porque una sociedad que se preocupa de sus ancianos es una sociedad justa y porque debemos tratar a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Y por ley de vida es lo que nos tocará antes o después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *