Nunca conduzcas con abrigo

Nunca conduzcas con abrigo. No solo merma tu seguridad, también te puede caer una multa de órdago.

 

Quien dice abrigo dice otras prendas de vestir que limiten tus movimientos. Esto es como lo de conducir con chanclas en verano. Para empezar te pone en riesgo por varios motivos:

  • Puede impedir hacer buen uso del cinturón de seguridad, porque no se ajuste correctamente. Eso implica, atención, lo mismo para el resto de pasajeros, ojo. En el caso de niños, con más motivo porque puede que el cinturón no les esté sujetando bien.
  • Tienes calefacción, climatizador o aire acondicionado casi seguro.
  • Si conduces demasiado calentito/a, corres el peligro de quedarte dormido/a

El hecho en sí de llevar abrigo no conlleva multa, pero dependerá de si los agentes de tráfico que te pillen consideren. Si ven que conduces mal y creen que el abrigo te dificulta la movilidad, pueden multarte con todas las de la ley con hasta 200 euros. Veamos qué dice la ley: El artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación:  «El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimiento, el campo necesario de visión, y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía«.

Nuestra recomendación es que caldees el coche antes con el aire (de 19 a 22 grados es lo ideal según la DGT. Consultalo aquí.) y si desgraciadamente no tienes calefacción, te pongas varias capas bajo el jersey. La recomendación de quitarse prendas de abrigo se extiende también a guantes gruesos y de lana, que dificulten el agarre y sobre todo bufandas enormes que te quiten visión.

Recuerda que Gumerjo tiene un servicio técnico oficial para Volkswagen, Seat, Audi y Skoda para reparar tu aire acondicionado y otros problemas que puedan surgir. Y por supuesto, de todo tipo de vehículos de otras marcas. No dudes en consultarnos en el 986 33 10 09 o por Whatsapp en el 662 68 15 47. Te informamos sin compromiso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *